Casa de la Madre María de San José

La casa que queda al frente de la plaza Bolívar del pueblo y al lado de la prefectura, perteneció a la familia de los García Bravo en aquél entonces, al mudarse, le entregaron la casa a Laura Evangelista para que levantara una escuela de niñas en Choroní, al pasar del tiempo, tanto la casa como la escuela sucumbieron en el abandono, no fue sino hasta 1995, con la beatificación de la Madre María, que el gobierno regional restituyó la casa y la convirtió en un mini museo con capilla y un espacio para dar clases de catecismo.

Aunque no nació en ella, vivió toda su niñez, así que igual allí esta su energía. Las hermanas que habitan allí son muy amables y gustosamente le abrirán la puerta para que admire algunos objetos de Laura Evangelista, y conozca la historia de esta beata venezolana.

Comentarios/Comments