Pueblo de Chuao

El pueblo de Chuao se encuentra en una especial posición geográfica, pues lo convierte en una isla firme, ya que el acceso más usado por sus pobladores y turistas es por vía marítima desde el vecino pueblo de Choroní, también se puede llegar caminando durante varios días atravesando la montaña desde la localidad de Turmero igualmente perteneciente al Estado Aragua.

Por su cercanía a Choroní el precio del pasaje en lancha hasta aquí es uno de los más económicos, por ser bastante visitado, aunque algunas veces si se va con un grupo numeroso algunos lancheros suelen ofrecer precios especiales.

CHUAO fue uno de los primeros poblados fundados en Venezuela a mediados del silo XVI con mas de 400 años de historia. Chuao es una de las experiencias más emocionante que puedes realizar, es una mezcla de playa, Bosque, cacao y tambor que conforman el encanto de una tierra mágica que huele a chocolate.

Lee también: Bahia de Chuao

El Cacao de Chuao ha sido famoso desde la colonia, siendo uno de los más finos del mundo y más apreciados por los grandes Chocolatiers internacionales, los cuales lo utilizan para preparar los postres más exquisitos. En el camino de la playa al pueblo, se puede observar la cosecha de este preciado fruto.

Viajar a Chuao implica un paseo en lancha desde Puerto Colombia de aproximadamente 20 minutos (según la lancha), donde se puede observar un estupendo paisaje de playas y montañas. Pasando frente a Playa Grande (la playa de Choroní) y Valle Seco, una linda playa donde algunos temporadistas deciden pasar su día aperados con bebidas y comida pues allí no hay lugares donde se puedan comprar, pero es muy visitada por ser conocida como una piscina natural por sus cristalinas aguas y un barrera natural conformada por corales y lindas piedras que permiten el disfrute para los niños y a todos aquellos que practican snorkel.

Al pasar Valle Seco, se llega a un hermoso lugar enclavado entre dos gigantescos morros llamado la “ensenada de Chuao”, esta playa se caracteriza por sus calmadas aguas, sin resacas y con leves inclinaciones en su clara arena, en la cual hay servicio de restaurantes, toldos, pequeños abastos y oferta de paseos en lancha a otras playas cercanas, pues esta parte es el lugar más comercial de la localidad.

En la playa desemboca el río que viene desde las entrañas de la montaña y sirve de camino natural a pescadores, eso hace más agradable el paseo pues al entrar al mar se puede sentir algunas corrientes muy frias provenientes del río.

Como parte interesante del paseo es conocer el pueblo ya que éste es uno de los lugares donde se cosecha el mejor cacao del mundo que se comercializa en el país y es exportado a muchos países principalmente de Europa, su historia y cultura que permaneció aislada por mucho tiempo.

Para ir al pueblo se debe cruzar el río y esperar un pequeño autobús que los lleve, el precio del transporte es muy económico, también se puede ir a pie y disfrutar del canto de las numerosas aves, de la vegetación espesa la cual es cuna de las de los cultivos de cacao, atravesar un par de veces el río y aprovechar refrescarse, pues el calor y el sol ardiente hace parte del recorrido.

Una vez de su llegada al Pueblo de Chuao puede decidir entre una gran variedad de actividades a realizar como admirar la arquitectura colonial que se ha mantenido al pasar de los años, hacer la ruta del cacao, darse un baño en el Chorrerón, visitar la iglesia de Chuao, tomarle una foto al árbol de las almas (o de los muertos) y a medio dia si corres con suerte ver como preparan el cacao frente a la iglesia para secarlo.

Comentarios/Comments